Agile HR

El departamento de Personas (RRHH) puede ser una pieza clave para la adopción de Agile a nivel organizacional. No puede quedarse atrás.

Agile va de personas

Cometemos el error de confundir Agile con una metodología de trabajo. Y Agile es una filosofía que busca desarrollar la colaboración mejorando la comunicación.

La gestión no debería ser una responsabilidad exclusiva de los managers.

Agile como futuro (sino ya presente) de la gestión del talento en las organizaciones.

La gestión no es una responsabilidad exclusiva de los directivos, sino un trabajo de todos. El liderazgo debe tener como objetivo hacer crecer y transformar organizaciones en un gran lugar para trabajar, donde la gente está motivada e  involucrada; el trabajo cada día se realiza mejor y los clientes están encantados con los resultados que reciben.

Desde el area de Personas se puede apoyar directamente a mejorar la organización en esta dirección. Provomiendo y apoyando estilos de liderazgo a todos los niveles que mejoren a la capacidad de responder con eficacia al entorno cambiante.

Victor Fairén
Agile People Coach
Trabajadores motivados

La clave de un equipo extraordinario capaz de alcanzar sus objetivos es la motivación de sus miembros.

Autonomía y alineación

quipos encaminados hacia la autogestión. Establecer objetivos y dar un propósito a la actividad del equipo canaliza la auto-organización hacia los resultados deseados.

Cultura de mejora contínua

Uso de la comunicación para amplificar el efecto de una gestión ágil dentro de una organización.

HR el mejor Partner para Agile

Mediante la evolucion de los procesos típicos de RH podemos dotar a la organización del apoyo para desarrollar una cultura que atraiga, desarrolle y retenga el talento.

Caso de éxito

Sector tecnología

"Esto del Agile es exclusivo para empresas de Tecnología"

Agile es una ventaja competitiva, es cuestión de tiempo que todos entendamos Agile.

Los grandes beneficios que se obtuvieron tras nuestra colaboración durante unos meses, fue la capacidad de finalizar más productos (en este caso proyectos) en un tiempo menor y con una calidad mayor.

En los proyectos intervenian 4 equipos que seguían un orden secuencial para cada uno hacer su parte. Uno de los grandes retos que teníamos era la cantidad de horas que se dedicaban a corregir problemas detectados en la fase final, devolviendo los productos a la etapa incial. Mientras los primeros equipos ya estaban trabajando en nuevos proyectos que poco tenían que ver con lo que habían hecho un mes antes.

El objetivo de los equipos era acabar su parte, pasar el producto al siguiente equipo y empezar con un nuevo producto. Esta actitud se repetía en cada uno de los equipos que intervenian.

Ir arriba