5 preguntas clave para beneficiarse de Lean

Cuando descubrí Lean no podía creer que hubiera estado tanto tiempo sin realmente conocer esta filosofía.

Lean, ay! si te hubiera conocido antes!

Antes de indagar en que es lean, sus principios y sus dimensiones, es importante recalcar que no es. Lean NO es:

  • Un marco de trabajo
  • Un método
  • Un sistema de calidad
  • Un conjunto de buenas prácticas
  • La solución mágica a todos los problemas

Lean es una filosofía, según la Lean IT Association, “cuya meta es la mejora continua del valor entregado por las organizaciones a sus clientes, así como el empoderamiento del personal de dichas organizaciones.”

Lean es el nombre americano para el modelo desarrollado por Taiichi Ohno en Toyota unos años después de la Segunda Guerra Mundial, con el objetivo de poder competir en el mercado del automóvil en un entorno de escasez económica donde el mayor competidor (Ford) estaba en un entorno de abundancia (USA).

El enfoque Lean se centra en maximizar el aporte de valor a los usuarios o clientes, mediante la eliminación de residuos o desperdicios, y minimizando todas aquellas actividades que no aporten valora la creación o entrega de un producto o servicio. Lean se centra en ofrecer una mayor calidad, reducir el tiempo de ciclo y reducir los costos.

En su mayor parte Lean se ha utilizado en la fabricación, donde las organizaciones están aplicando herramientas Lean en entornos de servicios y transacciones con gran éxito. Los resultados típicos muestran reducciones dramáticas en el tiempo al tiempo que aumentan significativamente la calidad.

Pero el uso de Lean fuera de procesos de fabricación ha demostrado tener también estos beneficios en cuanto a reducción de tiempos y a la mejora de la calidad.

Conocer nuestro proceso

Lean también es definido como un enfoque de gestión o una metodología o un estilo de liderazgo.

Uno de los pasos claves en la metodología Lean es la identificar el flujo de valor.

Identificar el flujo de valor o los mapas de flujo de valor (VSM) son un método de diagrama de flujo que nos sirve para ilustrar, analizar y mejorar el proceso de entrega de un producto o prestar un servicio. Los VSM verifican el flujo de los pasos del proceso y la información desde su origen hasta la entrega al cliente. Al igual que otros tipos de diagramas de flujo, usan un sistema de símbolos para representar diversas actividades de trabajo y flujos de información. Los VSM son particularmente útiles para encontrar y eliminar desperdicios. Los elementos se representan en un mapa en función de si agregan o no valor desde el punto de vista del cliente, con el objetivo de eliminar aquellos que no agregan valor.

Como dijo Deming,

poder describir el proceso que se lleva a cabo nos permite conocer mejor que es lo que realmente hacemos.

El VSM nos sirve tanto para describir el proceso actual, así como, dibujar como sería el proceso futuro deseable. Es importante entender que el diseño del proceso futuro se ha de concebir como un objetivo al que ir, no como el punto final al que llegar. Siempre puede haber mejora, y Lean es mejora continua, con lo que nuestro objetivo puede cambiar durante el proceso de transformación para alcanzarlo.

Los 5 principios Lean

Lean se basa en 5 principios impermutables, hablemos de metodología, de estilo de liderazgo o de una filosofía de trabajo, estos son los puntos clave para obtener buenos resultados con Lean:

  • Customer Value: el cliente define lo que es valor. Experiencia de cliente de principios a fin.
  • Cadena de valor: conocer el proceso e identificar que aporta valor al cliente a lo largo del mismo.
  • Perfección: Queremos hacer las cosas bien a la primera. Esto está muy enfocado a eliminar desperdicios.
  • Flujo: Queremos conseguir el flujo continuo. Muy relacionado con la producción Just inTime. Queremos evitar los picos de Producción.
  • Tirar (pull): los clientes son los que inician el servicio. La demanda es la que tira de la cadena de valor.

Preguntas claves para las dimensiones Lean

Los anteriores principios de Lean pueden desarrollarse en las 5 dimensiones propuestas.

Para cada una de las dimensiones debemos cuestionarnos una serie de premisas que nos ayudaran mucho al éxito de Lean:

  • Comportamiento y actitud: ¿Cómo trabajamos en equipo? ¿En qué nos centramos realmente en la atención al cliente?
  • Cliente: ¿Quién es el cliente? ¿Qué elemento de nuestro servicio es de valor para el cliente?
  • Desempeño: ¿Cuánto tiempo se gasta en actividades de valor para nuestro cliente? ¿Cuál es el rendimiento de equipos e individuos?
  • Proceso: ¿Cuáles son las capacidades de nuestro proceso?
  • Organización: ¿la organización está estructurada para atender la demanda del cliente?

Responder a estas preguntas nos puede ayudar a plantearnos como mejorar el funcionamiento de nuestra organización desde 5 dimensiones distintas. Lean no es opcional, es una ventaja competitiva para las organizaciones que lo entienden y lo tienen integrado en su ADN.

Ir arriba