Agile HR: HR como pieza clave en la transformación Agile

Agile People

Hace unos días hice el curso de “Agile People” con Pia-Maria Thorén que resultó ser muy interesante. Se presenta como un enfoque radical para RH y managers que lleva a empleados motivados.

Las culturas locales, la mentalidad global y las prioridades de los empleados están cambiando, lo que significa que los departamentos de administración y recursos humanos también deben evolucionar. Para garantizar que los equipos estén bien diseñados, motivados y tengan éxito, los gerentes y los profesionales de recursos humanos deben salir de su zona de confort y adaptarse a formas de pensar más jóvenes y nuevas: deben convertirse en Agile.

 

Recursos Humanos y Agile

Independientemente de que aprendiera más o menos cosas, hay una que valoro muchísimo como “output” del curso. Este aprendizaje ha sido una nueva perspectiva sobre la adaptación de la cultural Agile en una organización, como podemos impulsar una transformación Agile a través del departamento de recursos humanos.

Si Agile va de personas (a parte de Tecnología y procesos), tiene sentido que la transformación Agile la lidere el departamento de Recursos Humanos (departamento de Personas). A parte son un departamento transversal a toda la organización con lo que hay relación directa con los otros departamentos. Quizás por mala suerte, la experiencia es que este departamento es un escollo cuando se lidera desde tecnología. Puede ser por la sensación de pérdida de control o por rechazo a lo desconocido o porque se les ha dejado de lado en una iniciativa tan trascendental para la organización, en cualquier caso, no siempre apoyan dicha iniciativa con toda la capacidad que podrían. Por suerte esta situación empieza a cambiar.

El cambio llegó para quedarse

Por mi experiencia, el problema está en los procesos de dicho departamento, no en las personas. De esto estoy muy seguro, pues en varias formaciones con gente de RRHH me lo han demostrado. Por ejemplo, en un curso de Management 3.0, la directora de recursos humanos de una empresa de más de 3000 personas me dijo “esto es lo mismo que los que vivimos los recursos humanos como un servicio para nuestros compañeros hemos tratado de implantar. Pero ahora lo contáis con un aire más fresco y le veo muchas opciones que nos ayude en nuestra organización para extender Agile”. Realmente Agile no inventa nada, sino que utiliza el empiricismo para probar, responder, aprender y adaptar con la intención de maximizar el valor.

 

Este departamento en sus orígenes, en empresas  que están empezando, es pequeño y muy flexible, teniendo muy presente que el centro son los trabajadores. Cuando las empresas van creciendo los departamentos dejan de ser flexibles, se mapean todos sus procesos, y el centro del departamento son los procesos.

Un primer paso hacía las transformaciones Agile, es que el propio departamento integre esta mentalidad Agile. Las metodologías Agile, buscan la flexibilidad, el aprender, adaptarse y responder a los cambios. Mediante la adopción de Agile en este departamento, volveremos a tener un equipo de RRHH centrados en aportar valor a los trabajadores.

Agile HR

Las funciones típicas propias del departamento de Recursos humanos son:

  • Visión
  • Gestión del desempeño (Performance management)
  • Reclutamiento (Recruitment)
  • Planes de sucesión
  • Descripciones de los puestos de trabajo (job descriptions)
  • Planes de desarrollo individual (IDP)
  • Formación (Learning)
  • Salarios y beneficios
  • Programas de liderazgo
  • Motivación y compromiso

Con este nuevo enfoque, las funciones del equipo seguirán siendo las mismas. El gran cambio está en como se plantean estos distintos ámbitos bajo el nuevo paraguas de una mentalidad Agile.

Con la adopción de esta cultura Agile en el departamento de Personas, conseguiremos responder a las necesidades de la organización y de sus trabajadores de manera rápida y satisfactoria. Una vez hemos conseguido ser Agile HR, se podrá apoyar la adopción de Agile por parte del resto de la empresa.

Nadie dice que sea fácil, y no lo será. La diferencia es que partiremos con la ventaja de empezar en un departamento transversal a toda la organización.

 

Ir arriba